Inicio > Noticias > ¿Cuáles son los aspectos fundamentales que hay tener en cuenta antes de emprender?

Noticias

Comparte con un amigo[ssba]
¿Cuáles son los aspectos fundamentales que hay tener en cuenta antes de emprender?

La crisis económica ha hecho que muchas personas busquen reinventarse. Pero, para minimizar los riesgos antes hay que responder algunas preguntas básicas.

¿Qué tener en cuenta antes de emprender?

Estamos viviendo tiempos de crisis, pero es importante reconocer que las barreras personales frenan aún más la creación de un negocio que la misma crisis. Sin embargo, antes de tomar la decisión de emprender, las personas deben analizar en profundidad sus motivaciones y en lo posible, dedicarse a una actividad que les apasione.

Los expertos aseguran que la principal causa por la que una persona no consigue lo que quiere es que no sabe lo que quiere, por lo tanto, una vez identificada tal actividad, el próximo paso es transformarla en un exitoso negocio. Pero antes de concretarlo, el académico de la Universidad de Chile y docente del Diplomado en Gestión de Negocios, Roberto Carvalho recomienda poner mucha atención a algunos factores:

Explorar otras opciones…

El académico explica que es importante no “apasionarse” por la primera idea que se les ocurra y no confiar solamente en sus “feeling”, sino que, hay que sumergirse en el cotidiano de los potenciales consumidores para identificar y comprender sus principales necesidades.
 
“Hay que salir de la oficina y visitar lugares, conversar con personas, observar comportamientos, hábitos y rutinas que puedan ayudarte a identificar una solución innovadora, que suele ser nombrada como ‘propuesta de valor’”, asegura.
 

¿Cómo generar una propuesta de valor?

Roberto Carvalho explica que, para desarrollar una propuesta de valor en algún emprendimiento, debemos contestar cuatro preguntas básicas: ¿Qué?, ¿Quién?, ¿Cómo? y ¿Cuánto?
 
¿Qué? Se refiere a la propuesta de valor que será ofrecida a los potenciales consumidores.
 
¿Quién? Se refiere a la correcta definición del público objetivo. En este sentido, recomienda segmentarlo teniendo en cuenta informaciones demográficas, geográficas y comportamentales. Igualmente hay que pensar en cómo generar una experiencia de consumo que pueda fidelizar los consumidores y, además, establecer de manera adecuada los canales de comunicación y distribución de la propuesta de valor.
 
¿Cómo? Hace referencia a la definición de los principales recursos y procesos para llevar a cabo la propuesta de valor y también a la búsqueda de proveedores y otras instituciones que puedan garantizar la operacionalidad del modelo de negocio.
 
¿Cuánto? Se refiere a la identificación de los costos más significativos para ejecutar y entregar la propuesta de valor a los consumidores y el costo de las acciones necesarias para fidelizarlos. Una vez conocidos tales costos, es posible definir un precio que sea más atingente a la capacidad de pago de los consumidores y que pueda generar los ingresos necesarios para que el negocio pueda mantenerse competitivo.
 

La importancia de adaptarse a los cambios

Por último, el académico Unegocios explica: “También se recomienda ser muy flexible y adaptarse al nuevo contexto que la crisis del coronavirus ha generado, pues seguramente muchos de los nuevos comportamientos adoptados por la sociedad durante este período seguirán siendo practicados, hay que buscar soluciones relacionadas con el hogar, la e-salud, la formación online, el teletrabajo, el acceso al entretenimiento y a la cultura desde la casa, entre otros”.
 
Es fundamental poner énfasis en la creciente digitalización de la sociedad y en la gran cantidad de soluciones tecnológicas que pueden ser integradas al modelo de negocio. Una falla común en los emprendedores es intentar resolver todo por cuenta propia sin buscar apoyo, por lo que el verdadero desafío es atraer e integrar personas muy preparadas para ayudar a crear y desarrollar ventajas competitivas y ser capaces de generar instancias para retenerlas.