Inicio > Noticias > ¿Dónde invertir en tiempos de Incertidumbre y recuperación?

Noticias

Comparte con un amigo[ssba]
¿Dónde invertir en tiempos de Incertidumbre y recuperación?

Según los expertos, pese a la volatilidad de los mercados, es momento de invertir. Para hacerlo, es clave diversificar las alternativas y analizar la tolerancia al riesgo de cada inversionista. Aquí, una mirada a las recomendaciones para elegir los instrumentos más adecuados.

Según el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) realizado por Ipsos, la confianza entre los consumidores chilenos volvió a caer en marzo. Y no solo eso: alcanzó su resultado más bajo en los últimos ocho meses y, con -2,5 puntos respecto a febrero, fue la que más disminuyó entre las 28 economías sondeadas cada mes, quedando incluso por debajo del promedio latinoamericano.

El sondeo, que mide el optimismo de los consumidores sobre la economía de un país, da cuenta de la incertidumbre que viven los chilenos y de la negativa mirada que existe sobre el estado actual y futuro de la economía, las finanzas personales, los ahorros y en la confianza para invertir. De hecho, este último ítem cayó 2,3 puntos en relación al mes anterior.

Para Alejandro Guzmán, ingeniero comercial y docente del Curso en Estrategias de Financiamiento en la Inversión Inmobiliaria de Unegocios FEN UChile, “si bien este año es particularmente complejo, la incertidumbre existe y existirá siempre, ya que tanto a nivel nacional como internacional se seguirán produciendo eventos, muchos de ellos impredecibles”. Por eso, considera que es clave encontrar nuevas opciones de inversión en estos tiempos, donde “siempre se encontrarán alternativas de inversión atractivas especialmente en el mundo de la renta variable, para lo cual una adecuada asesoría es fundamental”.

De hecho, aunque podría parecer que es un buen momento para tomar una posición pasiva y de resguardo, evitando hacer inversiones, Rodrigo Balbontín, subgerente de Asesoría e Inversiones de SURA Inversiones, plantea lo contrario: no invertir produciría que las personas pierdan poder adquisitivo. Por el contrario, el especialista explica que “si una persona tiene dinero para invertir y no quiere correr riesgos, una buena alternativa es hacerlo en bonos de buena calidad y clasificación crediticia”.

Las áreas clave

Comprendiendo la importancia de las inversiones, María Luz Muñoz, gerente de Estrategia en Nevasa, aconseja a las personas enfocarse en “diversificar y optar por activos de buena calidad y con alta liquidez”, recomendando mantener porcentajes del portafolio dolarizado, los que considera “un buen refugio de valor”. De la misma forma lo expone Sergio Tricio, gerente general de Ruvix y docente del Curso en Introducción a las Inversiones Financieras FEN UChile, quien sugiere que se debe “tener entre un 40% y 60% en dólares y el saldo restante en pesos chilenos”.

El incremento proyectado en el valor de la Unidad de Fomento (UF), ha llamado bastante la atención entre los expertos. Rodrigo Balbontín menciona que “hoy se ven bien atractivas las inversiones en UF, dada el alza que hemos visto en la inflación”. Así también, la gerente de Nevasa explica que, en el caso de los depósitos, “recomendamos tener duraciones bajas, cercanas a un año, tanto en pesos como en UF”, existiendo un cierto enfoque sobre las UF por las altas inflaciones mencionadas, las cuales “pueden seguir dando algunas sorpresas, principalmente apostando a alguna transferencia fiscal o desde fondos de pensiones adicional por el lado del componente local”.

Uno de los sectores que tradicionalmente es considerado seguro frente a la volatilidad de los mercados es el inmobiliario. Para Tricio, a pesar de que este tipo de inversiones se vió afectada por el “aumento de tasas de interés, el aumento de la inflación, las condiciones financieras más restrictivas y la incertidumbre social y política”, siguen siendo a futuro, una de las inversiones más seguras. “A pesar de todos los riesgos evidentes, ha aumentado la demanda por arriendos, lo que se ha materializado en aumentos en los precios, confirmando la fortaleza de esta clase de inversiones”, explica el académico.

Del mismo modo lo plantea el docente Alejandro Guzmán, quien precisa que, gracias a “las restricciones de la banca, las mayores tasas de interés y una reducción en los plazos de los créditos”, muchas personas no logran ser parte del mercado inmobiliario, teniendo que “optar por arrendar en vez de comprar”, lo que crearía un efecto regresivo. Con ello, explica que el mercado inmobiliario “presenta condiciones atractivas para un inversionista, siendo relevante la adecuada evaluación de precios (UF/mt2)”, junto a los flujos que se esperan por arriendo en relación “con el futuro dividendo a pagar”, enfatiza.

Un área que sí es más sensible a la incertidumbre son las criptomonedas. La más popular de ellas, el Bitcoin, ha experimentado reiteradas bajas en las últimas semanas, ya que los inversores han optado por alejarse de los activos de riesgo, en medio de una perspectiva más agresiva para el endurecimiento de la política de la Reserva Federal. Frente a ello, Tricio recomienda que “más allá de nuestras dudas y convicciones al respecto, sugerimos que nuestros clientes no tengan más allá de un 10% de su patrimonio líquido invertible” en este tipo de instrumentos.

Orientación es primordial

Frente a un escenario complejo como el actual, los expertos hacen un llamado a la búsqueda de orientación responsable sobre las inversiones.

Así, el académico Alejandro Guzmán menciona la importancia de reconocer los perfiles de riesgo al que se pertenece. “Si una persona es conservadora, dada la tendencia inflacionaria, es recomendable buscar productos que protejan contra la pérdida del valor del dinero, tales como cuentas y fondos estructurados en UF”, ejemplifica.

Por otra parte, Rodrigo Balbontín, de Inversiones de SURA, destaca que una de las claves para invertir es la “diversificación del portafolio dentro de estos instrumentos de bajo riesgo”, de modo de que “no se tengan todos los huevos en la misma canasta”. María Luz Muñoz, desde Nevasa, refuerza el concepto de diversificación, ya que “el hecho de tener activos que reaccionan de manera diferente protege la rentabilidad del portafolio”. Además, señala que hoy existen “productos para todo nivel de patrimonio”.

Lo importante, dice Guzmán, es no cerrarse a las oportunidades en el mercado, ya que se debe tener presente que durante las últimas crisis económicas los fondos y valores siempre se recuperaron. “La incertidumbre es el tiempo de recuperación”, comenta el docente.