Inicio > Noticias > Encuesta acoso sexual, laboral y maltrato en tiempos de teletrabajo

Noticias

Comparte con un amigo[ssba]
Encuesta acoso sexual, laboral y maltrato en tiempos de teletrabajo

Con la llegada del covid-19 a inicios del 2020, la sociedad ha debido adaptarse a las medidas de confinamiento y distanciamiento social. Los impactos de la pandemia han permeado todos los aspectos de la vida, lo que ha implicado una restructuración de las más simples actividades cotidianas. Las organizaciones han debido mutar desde el trabajo presencial al teletrabajo o trabajo a distancia, esto significa que el hogar de las trabajadoras y trabajadores ya no sólo es un espacio personal o familiar, sino que también lo es para el ámbito laboral.

Muchos han catalogado el trabajar en el hogar como un “privilegio”, donde se mencionan algunos de los aspectos positivos, como ahorro en tiempo de desplazamiento, equilibrio en dimensión familiar y laboral, jornadas laborales más eficientes, mayor flexibilidad para cumplir con los roles de hogar, entre otros. Sin embargo, también existen algunos obstáculos al teletrabajo, como falta de cumplimiento de estatutos legales, falta de participación de comités paritarios y organizaciones sindicales, sedentarismo, difusión de los límites entre las dimensiones laboral y familiar de la persona con la consiguiente sobrecarga de actividades, etc.

Dentro de esta nueva dinámica de trabajo, surgen interrogantes respecto a qué pasa con algunas problemáticas o desafíos que se presentaban en la modalidad de trabajo presencial, como por ejemplo situaciones de acoso o maltrato. Se podría pensar que al no haber contacto físico entre compañeros y compañeras de trabajo, estas malas prácticas no tendrían lugar, pero estamos equivocados. La interacción entre colegas, jefes o jefas, subalternos sigue ocurriendo, solo que ha transicionado a metodologías digitales.

Es por esta razón, que Carla Rojas, Coordinadora de Inclusión y Género de la FEN U de Chile participó en la Encuesta Nacional de Acoso sexual, laboral y maltrato en tiempos de teletrabajo, un informe cuyo objetivo es medir estas conductas y ver cómo han evolucionado en tiempos de pandemia. 

La encuesta se dividió en 3 dimensiones 1) acoso sexual, 2) acoso laboral y 3) maltrato laboral.
La composición de la muestra correspondía a un total de 300 personas encuestadas, 231 mujeres y 69
hombres.

Principales resultados

  • Un 21% de las mujeres y un 26% de los hombres ha recibido mails o mensajes (por ej. en grupos
    de whatsapp) con insinuaciones sexuales, comentarios, chistes o fotografías con contenido
    sexual.
  • A un 13% de mujeres y a un 6% de hombres los han hecho sentir incómodos(as) con miradas
    lascivas a través de la cámara.
  • A un 24% de mujeres y 9% de hombres le han hecho sentir incómodo(a) en reuniones por
    bromas a su apariencia física.
  • A un 3% de mujeres y hombres le han hecho gestos obscenos a través de la cámara.
  • A un 56% de mujeres y 36% de hombres le han ocultado información, lo han excluido de reuniones de trabajo o en toma de decisiones.
  • Un 27% de mujeres y 25% de hombres ha sido víctima de rumores maliciosos, los cuales se han extendido por la organización en la que trabaja.
  • A un 32% de mujeres y 20% de hombres los(as) han atacado verbalmente criticando o descalificando los trabajos que realiza.
  • A un 61% de mujeres y 71% de hombres les han exigido estar fuera del horario laboral.
  • A un 27% de mujeres y 14% de hombres les han gritado en reuniones online o por teléfono.
  • A un 13% de mujeres y 10% de hombres les han hecho burlas en reuniones online o mensajes respecto a su apariencia, nacionalidad, pueblo originario, orientación sexual u otro.

Los resultados arrojados por la encuesta muestran que la incidencia de las conductas analizadas siguen presente en los contextos de teletrabajo. Queda reflejado en que no son cifras bajas ni hechos aislados, ya que tanto hombres como mujeres han sido víctimas de estas malas prácticas, sin embargo, son las trabajadoras quienes reportan más situaciones de acoso sexual y laboral, lo cual coincide con la teoría y datos históricos en la materia.

En un contexto de crisis, donde la salud mental ya se está viendo afectada por el aislamiento, la incertidumbre y el miedo, se hace necesario y urgente visibilizar estas conductas, contar con planes de prevención y sensibilización en la temática.

En función de lo anterior, Carla Rojas cree que importante que las instituciones puedan generar las siguientes instancias en conjunto con sus trabajadores y trabajadoras:

  • Contar con canales de denuncia formales ante casos de acoso, maltrato y discriminación.
  • Definir descripciones de cargo y responsabilidades.
  • Controlar niveles de estrés y sobregcarga laboral.
  • Estilos de liderazgos responsables del cumplimiento de tareas y clima laboral.
  • Difundir los distintos canales de denuncia ya sea por mail corporativo, campañas, etc.
  • El equipo a cargo de recibir las denuncias y realizar la investigación ante casos de acoso,
    maltrato o discriminación esté sensibilizada en estas temáticas desde un enfoque de género.
  • Realizar campañas comunicacionales de prevención de acoso sexual, laboral y maltrato.
  • Realizar sensibilizaciones por medio de cursos o talleres a TODO el personal en prevención de
    acoso sexual, laboral y maltrato.
  • Contar con módulos de género, acoso y maltrato en los procesos de inducción.
  • Lideres y tomadores de decisiones estar sensibilizados en acoso y maltrato.
  • Realizar una encuesta o diagnóstico organizacional con enfoque de género para medir las
    prácticas culturales.