Inicio > Prensa observatorios > Fin de la Abundancia: ¿Cómo es el nuevo consumidor?

Fin de la Abundancia: ¿Cómo es el nuevo consumidor?

Comparte con un amigo[ssba]
Fin de la Abundancia: ¿Cómo es el nuevo consumidor?

La rápida propagación del COVID y las drásticas medidas adoptadas por los gobiernos han golpeado fuertemente la economía mundial, que en el año 2020 experimentó su mayor caída desde la década de 1930 con la Gran Depresión. La interrupción de las cadenas de consumo y producción, junto con el descenso de comercio internacional, dejaron estragos en los bolsillos de las empresas y de los consumidores.

Hoy nos encontramos en una etapa difícil: las empresas están intentando levantarse en medio de una guerra que continúa afectando la economía, mientras los consumidores ya comenzaron a sentir las consecuencias de una inflación que no da señal de comenzar a bajar. Es así como comienza el Fin de la Abundancia.

¿Cómo enfrentan los consumidores el Fin de la Abundancia?

Antes de esta etapa de estragos económicos, los consumidores estaban acostumbrados a elegir entre una variedad de productos, que se ofrecían sin problemas de stock y por los cuales pagaban según su preferencia, sin considerar el precio como algo esencial.

Pero hoy las cosas han cambiado. Esta fase inflacionaria está generando que los clientes antepongan el valor de los productos o servicios antes que su gusto, por lo que se ha convertido en una necesidad para las empresas y marcas que tomen conciencia respecto a la calidad y a las experiencias que entregan a sus consumidores.

Pero, ¿sobre qué ponen ojo los consumidores mientras están en el proceso de compra? Aquí presentamos tres pilares: la esencialidad del producto, su sustentabilidad y su calidad.

Pilares de la decisión de compra

En primer lugar, al momento de pagar por un producto o servicio, las personas buscan la esencialidad del producto. Este pilar hace referencia al beneficio esencial que cubre una necesidad básica del consumidor. Por ejemplo, una persona que esté pensando en comprar un auto busca adquirir un medio de transporte que se ajuste a su necesidad de movilización, por sobre el color.

En segundo lugar, los consumidores buscan que su producto o servicio cumpla con ciertos estándares de sustentabilidad, es decir, que éste genere un bajo impacto en el medio ambiente. Su reutilización, cadena de producción y eficiencia energética son algunos de los factores que los clientes consideran a la hora de comprar, según lo indicado por Mercado Libre en su informe “Crecimiento del Consumo Sustentable Online en Argentina y América Latina”.

Finalmente, el tercer aspecto que los clientes tienen en cuenta al adquirir un producto o servicio es su calidad. Hoy los consumidores buscan productos duraderos que no necesiten recambiar a corto plazo, por lo que se toman el tiempo de leer las etiquetas, consultar lo que no comprenden, asegurarse de que les ofrezca seguridad y de que les ofrezca una garantía. 

Hoy el consumidor es más consciente que antes respecto a lo que compra. Claramente, la inflación en la que nos encontramos está generando que los consumidores piensen dos, tres y cuatro veces -o más- en adquirir o no un producto o servicio. Por lo tanto, si éste siente que lo que adquirió lo satisface en relación a los tres pilares antes señalados, es altamente probable que vuelva a pagar por ellos en caso de que los necesite nuevamente, dando paso así a la lealtad del cliente.

julio, 2022