Inicio > Prensa observatorios > Postulación y Adjudicación Centro Tecnológico Economía Circular Macrozona Norte

Postulación y Adjudicación Centro Tecnológico Economía Circular Macrozona Norte

Comparte con un amigo[ssba]
Postulación y Adjudicación Centro Tecnológico Economía Circular Macrozona Norte
diciembre, 2019

En el mundo pre pandemia de coronavirus, Chile -y parte importante del globo- avanzaban decididamente hacia la economía circular como respuesta a los fallos del modelo económico mundial en materia de sostenibilidad. Y en ese escenario, el año pasado Corfo lanzó una convocatoria para crear un Centro Tecnológico para la Economía Circular para la Macrozona Norte del país, acompañado de un fondo que suma hoy US$21,5 millones para financiar sus operaciones durante una década, el que fue adjudicado en octubre a un consorcio conformado por 11 entidades -y otras 21 instituciones asociadas- encabezadas por el Centro de Innovación para la Economía Circular de Iquique (CIEC), proyecto liderado por Petar Ostojic.

Y aunque hoy el futuro de la economía mundial y nacional son inciertos -nadie está inmune al contagio económico de la pandemia-, se mantiene la convicción de que la economía circular será parte fundamental de la respuesta a la crisis una vez que se recupere cierta normalidad y se retome la producción global de bienes y servicios. Por eso, la tríada que encabeza el CIEC -Petar Ostojic, fundador y director ejecutivo; Andreé Henríquez, director de investigación e innovación; y Luis Martínez, director de nuevos negocios- trabaja aceleradamente para poner en funcionamiento el Centro Tecnológico para la Economía Circular en agosto próximo.

¿Cómo será esta nueva institución, que busca transformarse en un referente mundial en la materia? Hoy se está afinando el diseño estratégico final y se preparan las oficinas gerenciales en Iquique, aplicando -cómo no- principios circulares: se está aprovechando todo el equipamiento tecnológico y los espacios para la innovación ya existentes en la macrozona para potenciarlos de cara a los nuevos desafíos, se realizó un primer catastro de los equipos disponibles entre las regiones de Arica y Atacama, y se están firmando los acuerdos necesarios con diversas instituciones para la implementación de proyectos que financie el centro.

“Este trabajo lo estamos haciendo en las cuatro regiones que abarca el centro, los denominados nodos regionales. Estamos catastrando equipamiento que va desde impresoras 3D hasta sistemas de Inteligencia Artificial, y estamos proponiendo que exista una única plataforma tecnológica compartida que incluya elementos específicos para los proyectos a financiar. Toda esa infraestructura tecnológica y de innovación será un activo que quedará para la macrozona, y esperamos que sea un factor de transformación hacia la economía circular”, dice Andreé Henríquez.

Directorio paritario y altos estándares de transparencia

A la par, se está trabajando en el modelo de gobernanza que tendrá el Centro Tecnológico para la Economía Circular, ya que en el participan universidades, empresas y el gobierno regional de Tarapacá. La idea, dice Henríquez, es que la toma de decisiones respecto de los objetivos del centro tenga un fuerte acento en el desarrollo regional de la macrozona norte, y contempla además la participación de un director independiente internacional, que debe ser un experto en economía circular, que entregue una mirada especializada y ayude a su transparencia.

Además, la equidad de género en el directorio aparece como un punto fundamental y las instituciones han estado de acuerdo en avanzar en este punto desde la creación de a la corporación. “Tenemos muchas expectativas de que el directorio avance hacia una paridad en su composición”, afirma Henríquez. Y en materia de transparencia de la información, se plantea que el centro reporte sus acciones y el uso de sus recursos con base a la legislación de Estados Unidos además de la nacional, debido a que parte importante de su presupuesto proviene de compañías que deben informar a los reguladores de dicho país.

“Junto con lo anterior, hemos propuesto que el centro reporte anualmente sus resultados a los diversos grupos de interés, no solo los participantes, para informar a la comunidad los avances, resultados e impactos que se están logrando. A esto se suman todos los reportes que la Corfo solicita, y que nos parecen fundamentales para mantener un accountability de calidad”, explica Andreé Henríquez.