Inicio > Noticias > ¿Un virus que cambió la administración de personas? Las transformaciones que vienen

Noticias

Comparte con un amigo[ssba]
¿Un virus que cambió la administración de personas? Las transformaciones que vienen
El enorme cambio social que se instauró en todo el mundo, ha provocado, entre otras cosas, que las empresas dejen de planificar sus objetivos a largo y mediano plazo, debido a que los diversos escenarios que han marcado a nuestro país generaron un sentimiento de incertidumbre en la sociedad.
 
Este nuevo proceso de cambio dejará importantes aprendizajes en las empresas y, sobre todo, en el área de la administración de personas. De todas maneras, la incertidumbre y la flexibilidad serán parte de ese cambio; aquellos que tengan la capacidad de transformar problemas en oportunidades, de adaptarse rápidamente y de ser resilientes, serán con seguridad más valorados en el mercado cambiante que se está viviendo.
 
Debido a esto, las empresas tendrán que adaptarse más rápido que nunca a las personas, y con esto se invierte el paradigma clásico en que es la persona la que se adapta al ambiente y no al revés. Así, el COVID-19 se presenta como una oportunidad única para volver a relacionarse, crear valor y nuevos modelos de trabajo, de colaboración y, porqué no, de mejoras en la producción. Ahora, dependerá de cada entidad, de su capacidad de liderar y su visión, administrar de manera eficiente estas herramientas y poder concretar esfuerzos que sean suficientes para transformar esto en ventajas competitivas.
 
A esto se suman más dudas, ¿vamos a seguir reclutando de igual manera que ahora?, ¿tendremos que revisar nuestras tradicionales descripciones de cargo?, ¿qué pasará con aquellas competencias asociadas a jornadas de trabajo rígidas o entrevistas personales masivas? Esas son algunas de las preguntas que plantea Sergio Valenzuela, Director Académico del Diplomado en Gestión Estratégica de Recursos Humanos y Relaciones Laborales, Unegocios FEN Universidad de Chile, quien hace un llamado a la necesidad de repensar los procesos en las empresas, los que, nuevamente, va a requerir romper y flexibilizar los paradigmas existentes.
 
 
El docente Unegocios agrega que “por otra parte, en cuanto a la capacitación y desarrollo organizacional, si las gerencias de recursos humanos ya tenían un tremendo desafío al no tener claro si los procesos de información implementados eran necesariamente lo que requerirán en el futuro, a esto se les suma el hecho de adaptar dicha capacitación en ambientes no presenciales, con modalidades en teletrabajo, incluyendo temáticas diseñadas para trabajadores que no estén en la empresa por largos periodos de tiempo, que deben enfrentar potenciales malestares psicológicos, y fortalecer la pertenencia con la empresa a distancia”.
 
De esta forma, Sergio Valenzuela afirma que, para lograr de mejor forma la adaptación de la administración de personas en la actualidad, es importante destacar la fuerza de los departamentos de comunicaciones, pero a diferencia del paradigma clásico empresarial, ahora se considerarán también las comunicaciones internas, “canales de comunicación eficientes en tiempo real, con nivel conversacional directo y cotidiano que surgen para poder reemplazar de cierto modo el nexo emocional implícito en las relaciones laborales. Esto, sin duda, se convertirá en uno de los pilares de la administración de personas, y será labor de las empresas invertir en ello para el logro de sus objetivos”, afirma.
 
Finalmente, vale la pena mencionar que se vienen grandes desafíos para las áreas de recursos humanos, por lo tanto, es necesario aprender rápidamente de lo que la pandemia ha dejado en los trabajadores y en las empresas, buscar oportunidades de mejora y diferenciación, aprender de las experiencias, y soltar antiguos paradigmas. La buena noticia, y como se ha dicho desde hace algún tiempo, es que esta área seguirá siendo cada día más estratégica para la viabilidad de la empresa, ya que, al final del día, la administración de personas hará la diferencia. Sin embargo, deberá involucrarse, conocer y compartir esta realidad, sin posibilidad de remar en sentido contrario, de otro modo no se podrá lograr la competitividad y permanencia en el tiempo que exigen hoy día los recursos humanos, en tiempos de pandemia y transformación tecnológica.